Lisk prepara nuevo sistema para mejorar su protocolo

El equipo ha trabajado en este proyecto a lo largo del 2018

Lisk sigue avanzando en su desarrollo, ofreciendo una plataforma para construir aplicaciones descentralizadas. El pasado mes de agosto entró en funcionamiento en la red pública del cliente Lisk Core, a través del cual los usuarios pueden interactuar con la cadena de bloques y enviar y recibir sus criptomonedas.

Lisk acaba de publicar el sistema de presentación, discusión y adición de las propuestas para mejorar el protocolo de Lisk (LIP). El principal objetivo es poder canalizar el interés de la comunidad en mejorar técnicamente el criptoactivo, a través de un procedimiento común. Este proceso sigue la "tradición" de los sistemas de propuestas de mejora de criptoactivos, tomando como referencia el modelo de Bitcoin, que data del año 2011. "Los objetivos revelados en la nueva hoja de ruta proporcionan una clara indicación de la dirección de Lisk, mientras que los LIP proporcionan la columna vertebral científica a esta dirección". Tras haber trabajado durante la mayor parte de este año, ya se han creado hasta 9 propuestas. Cada nueva propuesta para mejorar Lisk debe cumplir un proceso, primero se verifica si la idea es factible y pasar un proceso de investigación y poder presentar un borrador. Después, el proponente podrá crear una petición de validación en el GitHub de Lisk. Este será evaluado por un editor, miembro de la Fundación Lisk, quien revisará la propuesta, verificará que cumpla con las pautas y asignará un número o código.

Después viene la etapa de implementación, que comprende 3 fases, una primera implementación alpha y luego una beta, que se ejecutan en la red de pruebas de Lisk. Cuando se haya concluido la segunda fase, la petición de validación tendrá el estatus de “propuesto”. Este proceso estará bajo estudio del equipo de desarrollo de la plataforma Lightcurve, así como por la Fundación Lisk. Finalmente, se realiza la etapa de producción, bien sea de una nueva característica para el protocolo, una modificación al código ya existente u otro cambio. Lisk anunció recientemente su nuevo mapa de ruta, para darle a sus usuarios claridad sobre las próximas metas del proyecto.