SeaRates usará Blockchain para realizar pagos globales

La prueba realizada muestra que el pago digital tardó solo 0,3 segundos

SeaRates es la plataforma de e-commerce más grande del Reino Unido dedicada a la logística, actualmente tiene más de 600.000 usuarios registrados, 40.000 transportistas registrados y 250.000 remitentes. Su sitio SeaRates.com y sus aplicaciones móviles ofrecen a los usuarios más de 8.980.000 tarifas de envío variadas en 200 países y regiones de todo el mundo.

SeaRates finalmente ha decidido adoptar Bytom Blockchain (BTM) para abordar temas como las fluctuaciones de los tipos de cambio y los costos de cambio en el pago en US dólares. También ejecutará transacciones y verificará la operatividad y estabilidad de los contratos inteligentes basados en la blockchain Bytom. Bytom Blockchain (BTM) se dedica a conectar el mundo atómico y el mundo de bytes con el objetivo de respaldar la interacción de múltiples activos. Según SeaRates,BTM es la única criptomoneda que ella admite en sus pagos de envío en línea, lo que permitiría pagos instantáneos para envíos a cualquier parte del mundo. La compañía tendrá una profunda cooperación con Bytom en términos del contrato inteligente. También anunció que las primeras 10 transacciones pagadas en BTM tendrían un descuento del 10% (no más de 10.000 dólares por transacción) en un esfuerzo por alentar el pago criptográfico en el envío. Esto señala a BTM como un activo digital que ha comenzado a circular en el mundo real. Actualmente, la logística global del producto a granel depende principalmente del envío por mar, cuyo precio es relativamente bajo, pero toma mucho tiempo. Tiempo durante el cual el costo de envío puede aumentar junto al tipo de cambio volátil.

La adopción del pago BTM evitará efectivamente el costo del cambio que se derive de las fluctuaciones de los tipos de cambio, e incluso podría ser una fuerza efectiva para el crecimiento del comercio internacional en el futuro. Según revela un informe realizado por un economista, las reducciones del 10% en los costos ferroviarios, aéreos y marítimos aumentarían el comercio en un 2%, 5,5% y 1,1%, respectivamente.